¿Quiénes somos?

VINCIT es un despacho de abogados especializado en el asesoramiento y la defensa jurídica de materias específicas de ámbito práctico para el cliente, utilizando para ello un amplio equipo de profesionales de gran experiencia profesional y profundos conocimientos adquiridos.

En VINCIT tenemos como objetivo el ser un despacho ágil y dinámico, en continua adaptación a las novedades legales y jurisprudenciales para su aplicación en cada caso a las necesidades del cliente.

En la actualidad, el equipo profesional lo formamos un equipo de abogados directores de una media de más de quince años de experiencia, y un grupo amplio de abogados y asesores colaboradores especializados por materias, que serán asignados para cada caso a un asunto concreto, sin perjuicio del seguimiento y asesoramiento por el Consejo Consultivo, que hará un seguimiento periódico y responsable de todos los asuntos.

Nuestras oficinas principales se encuentran abiertas al público en el centro de Valencia, manteniendo una extensa red de colaboradores donde ofrecemos nuestros servicios en todo el territorio nacional.

Carlos Pons Aparisi

Licenciado en Derecho por la Universitat de València, colegiado nº 4.691 del ICAV en el año 1.986

Máster en Asesoría de empresas. Especialidad en derecho laboral y fiscal

Abogado especialista en derecho laboral. Máster en Gestión y Dirección de Recursos Humanos. Auditor Laboral

Gran conocedor del derecho de trabajo y de la Seguridad Social, aúna la experiencia práctica de la gestión de empresas en el ámbito práctico, habiendo actuado en multitud de Expedientes de Regulación de Empleo, Negociación de Convenios Colectivos y actuaciones diversas de reestructuraciones de plantillas. Así mismo defiende los derechos de los trabajadores.

De igual manera, es gran conocedor del derecho sucesorio, actuando en divisiones patrimoniales y hereditarias y de derecho sucesorio.

Idiomas: Inglés, valenciano

Nuestra filosofía

La vocación del despacho de abogados El ee VINCIT es la de servicio público, entendido como el servicio constitucionalmente encomendado a los abogados para asegurar la efectividad del derecho fundamental de defensa y asistencia letrada y que constituye la máxima garantía de los derechos y libertades de las personas.

En el equipo de profesionales de VINCIT nos guía ante todo nuestra fuerte vocación profesional de abogados, con todos los principios rectores y valores superiores del ejercicio como son la independencia, libertad, dignidad e integridad, así como el respeto del secreto profesional.

Es por ello que, bajo la independencia y libertad del ejercicio de nuestra profesión y de prestación de servicio público, valoramos en todo momento nuestra independencia y libertad de conciencia para aceptar el encargo encomendado. Debemos creer previamente en él.

Nos interesa el derecho como medio para alcanzar la justicia, y en cuanto sea expresión de la razón.

Como dijo Couture, “ten fe en el derecho, como mejor instrumento para la convivencia humana; en la justicia, como destino normal del derecho; en la paz, como sustituto bondadoso de la justicia; y sobre todo, ten fe en la libertad, sin la cual no hay derecho ni justicia, ni paz”.

La relación del Abogado con el cliente debe fundarse en la recíproca confianza. Dicha confianza debe empezar en el propio abogado, en su libertad de conciencia y su propia honestidad para tener como meta siempre el alcanzar la justicia, como expresión de la razón. Bajo dichos parámetros, debemos estudiar y creer previamente en el asunto propuesto, para poder aceptarlo y defender los intereses del cliente.

Una vez aceptamos el encargo, nuestro compromiso como abogados, con nosotros mismos y para la defensa de los intereses del cliente y su asunto, es total, es absoluto, es alma.

Como debía D. Angel Ossorio y Gallardo, “En la abogacía actúa el alma sola, porque en cuanto se hace es obra de la conciencia y nada más que de ella”; e igualmente, proseguía, “En nuestro ser, sólo en nuestro ser, hállase la fuerza de las convicciones, la definición de la justicia, el aliento para sostenerla, el noble estímulo para anteponerla al interés propio, el sentimentalismo lírico para templar armas del combate … Quien no reconozca en sí estos tesoros, que no abogue; quien por ventura los encuentre, que no busque más ni atienda a cosa alguna”.

Es por ello que, una vez aceptado el asunto de nuestro cliente, es mucha nuestra obligación y alto el compromiso que asumimos en VINCIT, como abogados, comenzando por nosotros mismos, nuestra alta exigencia con nosotros mismos, y finalizando con el deber de satisfacer los intereses y expectativas del cliente.

Con ello, y bajo los principios y compromisos expuestos, nuestro objetivo no es otro que la máxima diligencia la misión de todo asesoramiento o defensa que nos sea encomendado, procurando de modo prioritario la satisfacción de los intereses de nuestros clientes.

Valores

El despacho VINCIT abogados tiene como valores rectores en su actuación tanto en su conjunto equipo profesional así como personalmente, en cada uno de sus profesionales, los siguientes:

 

Compromiso

El ejercicio de nuestra labor como abogados siempre debe estar guiada bajo los principios de libertad, independencia, confianza e integridad, la buena fe y el respeto a los principio deontológicos de nuestra profesión.

El compromiso con nuestros clientes lo es con la calidad, el entusiasmo, el rigor, la seriedad y el esfuerzo personal.

 

Accesibilidad

Con el cliente, el colaborador, el proveedor y el ciudadano. La relación personal y directa es característica de nuestra organización.

 

Autoexigencia

Apostamos por la mejora continua y la innovación. Queremos ser excelentes y ser percibidos como tal. Buscamos la aportación del valor. Somos firmes y perseverantes para alcanzar nuestros objetivos y seguir creciendo.

 

Sensibilidad

Admiramos y reconocemos el trabajo de los mejores. Sabemos escuchar: fomentamos el diálogo con nuestros colaboradores, compañeros, clientes, proveedores, mercados… Nos adaptamos a las particularidades de cada mercado para poder crecer. Tenemos capacidad de reacción ante nuevas necesidades.

 

Confianza

La relación entre el cliente y su abogado se fundamenta en la confianza y exige de éste una conducta profesional íntegra, que sea honrada, leal, veraz y diligente.

 

Humildad

Todos nuestros comportamientos deben estar presididos por la virtud de un sentimiento de humildad, de falta de engreimiento o de vanidad.

 

Flexibles

Nos enfrentamos a nuevos retos y nos adaptamos a nuevas situaciones, a diferentes culturas y civilizaciones, buscando siempre la mejora continua en nuestros procesos.

 

Honestidad

La verdad es la realidad de las cosas: “Moralmente, es la conformidad de la palabra con la idea del que habla, o sea, la expresión sincera de lo que uno siente en su interior”

El significado de la palabra verdad abarca desde la honestidad, la buena fe y la sinceridad en general, hasta el acuerdo de los conceptos con las cosas, los hechos o la realidad en particular.

 

Proactividad

En VINCIT asumimos el pleno control de nuestra actuación profesional de modo activo, con la toma de iniciativa en el desarrollo de nuestras acciones creativas para generar cambios y mejoras, adaptándonos sobre las circunstancias del contexto y el caso.

Con absoluta libertad sobre el asunto en cada caso, y siempre informando al cliente, asumimos el deber y la responsabilidad de anticiparnos a las circunstancias, anteponiendo siempre nuestros valores y compromisos en pos de obtener el objetivo de la satisfacción del cliente.

Ética y compromiso

El despacho VINCIT abogados tiene como competencias fundamentales la capacidad, probidad y experiencia de sus miembros, la convicción en el desarrollo de sus servicios jurídicos, servicio al cliente, el conocimiento legal, la capacidad de respuesta y el trabajo en equipo, así como las aptitudes personales como la dedicación y humanidad de sus abogados.

Nos alimenta el amor a nuestra profesión como abogados, así como el afán de perfeccionismo, la naturalidad y sencillez en el trato con el cliente, la humildad, la modestia y la claridad en la exposición directa del asunto al cliente.

Para ello, como vehículo en el desarrollo de nuestros servicios y el trato a nuestros clientes, asumimos el compromiso de la utilización de las nuevas tecnologías, y la flexibilidad en el trabajo como requisitos imprescindibles, siendo ello muy demandado y apreciado por nuestros clientes.

Además, en VINCIT estamos convencidos de la necesidad de la continua adaptación a los cambios de la sociedad, para defender siempre los intereses del cliente.